Sobre la Tonalidad en el Flamenco - Extracto del "Tratado de Armonía Aplicada al Flamenco"

Tonalidad VS Modalidad 

Antes de comenzar con el análisis referente al Flamenco y la música Española, veámos cuales son las implicaciones teórico-prácticas de concebir la música desde un prisma tonal o modal. 

TONAL - Cuando pensamos tonalmente, todas las notas están organizadas con respecto a una nota base (tónica), manteniendo así una relación funcional con la misma. En otras palabras, la Tonalidad es un sistema de organización de notas (por ejemplo, las notas de la escala jónica) en el que una nota (la tónica) gobierna el universo sonoro y se convierte en el punto central para las notas concomitantes. Por lo tanto, en una obra tonal todas las notas se definen y adquieren una funcionalidad propia con arreglo a la distancia y relación que ostenten con respecto a la mencionada tónica. 

Como compositores Flamencos, debemos de ser capaces de identificar la tonalidad y la armadura en la que se encuadran todos los palos o formas musicales. A partir de ahí, nos será más fácil pormenorizar las diferentes relaciones y progresiones armónicas empleadas en Flamenco y la música Española. 

MODAL - En un entorno modal, por el contrario, trataremos cada nota de la escala (y su acorde) como una entidad en sí misma, a partir de las cuales podremos extraer nuevas escalas y acordes pertenecientes a distintos subcomplejos armónicos. La música modal, muy presente en el repertorio del S. XX y XXI, es una tradición que data de principios de la Edad Media, inspirada por las obras teóricas de la Antigua Grecia. 

Como compositores Flamencos nos sera de gran utilidad conocer todas las posibles escalas y acordes que podemos emplear sobre los modos musicales que definan y configuran el Flamenco y la música Española. 

El Flamenco está configurado en un entorno tonal y modal simultáneamente, y cada palo es generalmente interpretado en una armadura y tonalidad determinada. Existen palos de carácter tonal (Alegrías, Guajiras, Garrotín…), otros de carácter modal (Seguiriyas, Tientos, Bulerías tradicionales…) y palos que combinan ambos aspectos (Rumbas, Bulerías modernas…). Asimismo, es habitual encontrarnos con fragmentos tonales y modales combinados en las obras de los grandes compositores Españoles tales como Manuel de Falla, Enrique Granados, Isaac Albéniz, Joaquin Rodrigo o Joaquin Turina. Es por tanto muy importante comprender las implicaciones de ver la música tanto tonal como modalmente para comprender el sistema musical empleado en el Flamenco. 

En un entorno tonal, los compositores Flamencos generalmente consideran las tres áreas o regiones armónicas (area de tónica, área de subdominante y área de dominante) que coexisten en las doce armaduras. 

Si cogemos como ejemplo la armadura de Do; en vez de considerar Do (I) como tónica, Fa (IV) como subdominante y Sol (V7) como dominante, los músicos Flamencos consideran como tónica el relativo secundario de Do, es decir, Mi (III, en este caso transformado en un acorde mayor). Podemos apreciar este fenómeno en paloscomo la Soleá, Malagueñas, Verdiales, Serrana, Fandangos de Huelva, Caña, Polo, Jabera, Jabegote o Rondeña, en los que el primer grado (tónica) es Mi. 

Si continuamos con este ejemplo, la subdominante sería Fa mayor (bII) y la dominante Sol (bIII7) respectivamente. Como se puede observar, la vertiente tonal empleada en la musica clasica de corte occidental es muy similar a aquella empleada en el Flamenco. De hecho, la única diferencia reside en la introducción de Mi (E) como primer grado. Si hacemos una analogía con la Semicadencia empleada en musica clasica (I / IV / V - Cmaj / Fmaj / G7 - Tónica, Subdominante, Dominante) podemos crear la siguiente progression de acordes (I / bII / bIII - E / Fmaj7 / G7 - Tónica, Subdominante, Dominante). 

Uno de los procedimientos armónicos más habituales en el Flamenco es la adición de la novema bemol (Fa, bII) a la triada básica de Mi (I, acorde de tónica). Resulta interesante observar que si nos referimos exclusivamente a las triadas, la novena bemol es empleada tanto sobre acordes mayores como sobre acordes de cuarta suspendida (sus4). Esto implica que cuando tocamos modalmente  sobre el acorde de tónica (I, E en este caso), podremos intercambiar y sustituir todas las escalas y acordes que contienen la mencionada novena bemol. Estas escalas y acordes derivan de los Modos Diatónicos, Modos Armónicos, Modos Melódicos, Modos Napolitanos, Modos Mixtos Modos Sintéticos.

 

Grado III de la Escala Diatónica - Escala Frigia Menor 

Grado V de la escala Menor Armónica - Escala Frigia Mayor 

Grado II de la escala Menor Melódica - Escala Frigia de VI 

Grado V de la Escala Mixta Principal - Escala Mixolidia de bIX 

Grado I de la Escala Napolitana Mayor - Escala Doble Armónica 

Grado III de la Escala Mixta Principal - Escala Frigia de bIV 

Modos Sintéticos - Escala Octófona

 

Como se puede apreciar, todos los perfiles escalísticos contienen una triada mayor y una triada sus4 excepto la escala Frigia de bIV, que no contiene la cuarta; y la Escala Octófona, que contiene un intervalo de cuarta aumentada (enarmónico de la bV). Es por ello que los compositores Flamencos emplean estas dos escalas sobre acordes de novena bemol adicional (addb9), y no sobre acordes de cuarta suspendida (sus4). 

La escala Napolitana Mayor o Doble Armónica introduce la dominante genuina de Mi, que es Si mayor con séptima menor (B7). En su tritono (Fa), aparece la dominante sustituta (F7), definido como acorde de sexta napolitana por la música clasica de corte occidental. 

En cuanto a las progresiones armónicas, es habitual encontrarnos con el siguiente movimiento; bII7 / I7alt, en los palos fundamentados en el modo Frigio como la Soleá, Bulerías, Seguiriya o Tientos. Si consideramos por ejemplo la armadura Fa, y tocamos por Seguiriyas en La Frigio, la progresión resultante sería la siguiente; Bb7 / A7alt. Con objeto de reforzar esta resolución de novena bemol descendente tan característica, los compositores flamenco introducen el grado bIII7 y el IVm7 respectivamente. Si continuamos con el ejemplo anterior la progresión resultante sería: Dm7 / C7 / Bb7 / A7alt – IVm7 / bIII7 / bII7 / I7alt. Este módulo armónico , más comúnmente conocido como Cadencia Andaluza, supone la síntesis de la estética del Flamenco y la musica Española, tanto en el plano folclórico como académico. 

Los palos encuadrados en los modos Jonico y Eólico se rigen por los mismos principios harmonics que la musica de corte occidental, y seguramente sean conocidos por el lector. La Cadencia Perfecta, Cadencia Imperfecta y la Semi-Cadencia son a este respecto los movimientos armónicos mas frecuentes en los citados palos (Guajiras, Farruca, Tangos de Málaga, Alegrías, Romera, Mirabrás, Garrotín, Caracoles…). 

En este contexto musical, la armonía modal se emplea generalmente sobre acordes dominantes (alteradas y sin alterar).

 

© Yago Santos y Felix Santos, 2019

Dejar un comentario

    Favor de o registro para enviar.

    Agregar comentario