Yago Santos y su 'alma de niño' descubierta en Berklee

El guitarrista flamenco publica su primer trabajo discográfico cuya génesis nos retrotrae a 2010 cuando el músico conoció a su maestro Rafael Riqueni.

Nacido en Bilbao en 1.985 el guitarrista flamenco Yago Santospublica 'Alma de niño' (Karonte, 2.021), su primer trabajo discográfico. Una obra que edita ahora pero cuya génesis data del año 2.010. «Es el año en el que conozco a mi maestro Rafael Riqueni y el año en el que me desplazo de Bilbao, mi ciudad natal, donde aprendí lo que es el amor por la música de la mano de mi madre, pianista y primera maestra, a Sevilla». 

Allí Yago empieza a investigar en profundidad el flamenco y comienza a enamorarse de la guitarra, «un amor platónico que sigue vigente a día de hoy». 'Alma de niño' contiene 15 toques, desde bulerías, soleá, tangos y rumba a 

 taranta, guajira o rondeña. Y con títulos que no están elegidos al azar. «Por ejemplo, 'Calle de la Memoria' es una calle de Sevilla donde viví y donde comenzó a arder mi pasión por la guitarra flamenca». O 'Cárcel de Oro', que dedica a la sonanta. «Ya lo dice el maestro Manolo Sanlúcar que 'la guitarra es una cárcel de oro' por la cantidad de horas que hay que dedicarle todos y cada uno de los días de tu vida». 

Entre sus influencias guitarrísticas destacan, además de la de Sanlúcar, la «de los maestros Paco de Lucía, Vicente Amigo, Tomatito, Gerardo Núñez, Juan Manuel Cañizares, Pepe Habichuela y Moraíto Chico», pero también las de generaciones anteriores, como «Sabicas, Niño Ricardo o Ramón Montoya». Entre ellas sobresale un nombre, el del trianero Rafael Riqueni. «Por supuesto, es mi maestro por todo lo que ha significado en mi vida. Por encima de la relación artística siempre he tenido con él una gran afinidad y relación personal». De Riqueni, Santos destaca, sobre todo, su personalidad. «Sí, su manera única de ver el flamenco. En el arte sólo hay que esperar que el artista sea diferente y que aporte algo. Y Rafael, desde luego, ha abierto nuevas fronteras en el flamenco», afirma convencido. 

Riqueni ha elogiado el disco de Yago definiéndolo como «una obra atemporal, un paso adelante en la guitarra flamenca0». «Es un halago que no sé si el disco merece. Pero lo que sí he querido ha sido mostrar mi forma de tocar, siendo lo más personal posible». Un trabajo compuesto entre Sevilla, Madrid y Boston, ciudad en la que estuvo estudiando en 2.015. «El Berklee College of Music de Boston, una de las instituciones punteras en el mundo de la música y por la que han pasado artistas de la talla de Quincy Jones o Al Di Meola, me concedió una beca completa para cursar allí un postgrado de jazz contemporáneo». 

En la ciudad norteamericana aprendió una manera especial de entender la música. «Lo que aprendí, más que una escala o un acorde, fue cómo se aproximaban a la música en cuanto a la improvisación. Allí hay un concepto clave que es el 'entrenamiento del miedo', cuando te enfrentas a un escenario sin saber lo que vas a hacer. Para eso tienes que tener una preparación previa brutal y saber comunicarte con los músicos que tienes alrededor, saber crear una historia, incluso hacer del fallo un acierto». Un concepto que en Berklee llaman 'tu veneno es tu antídoto', en el que «aquellos puntos débiles que ves en ti son justamente tus puntos fuertes si sabes trabajarlos y verlos». Entre esos puntos fuertes sigue estando su alma de niño, frase que da título al disco. «Todos la tenemos. Lo que hay que intentar es que no se nos duerman esas ganas de afrontar cada día como si fuera el primero, con esa inocencia e ilusión con las que seguro haríamos de este mundo un lugar mejor".

https://www.abc.es/cultura/musica/abci-yago-santos-y-alma-nino-descubierta-berklee-202107071806_noticia.html